domingo, 3 de mayo de 2009


Dos meses, dos meses y algunos días y tres meses…
Pasaran segundos, minutos, horas, días, años y mi propia vida
Pero hasta cuando no te vea de nuevo, aguardando allí y me abraces.
Allí mas allá de Valinor (siempre supiste que no creo en la mitología cristiana)
En las márgenes del último océano, con un farol en la mano, sobre una barca de plata.
Para sentir nuevamente tu perfume y tu voz y las caricias de tus manos…
Me diste el ser y me acompañaste un poco, aunque aun nos faltaba tanto.
Y por las noches despierto de madrugada agotada y ahogada en mi angustia
Por no escuchar tu voz y tu presencia en nuestra casa
Hasta que la humanidad aplaste a esa enfermedad maldita y nos riamos junto con los ángeles de ella y de la muerte que te cerró los ojos
Hasta que todo eso pase mamá seguramente he de llorarte, segundos, minutos, horas, días y toda mi propia vida...



Nunca creí de verdad...que nuestro largo tiempo juntas...fuera en verdad tan corto...tan poco...

8 comentarios:

marcelo dijo...

Saphi,
Muy bellas palabras,seguramente el tiempo siempre es corto....pero al que se ama se lleva en uno, y aun cuando no se pueda tocar se puede sentir dentro nuestro....supongo que son las cosas raras y misteriosas de nuestra efimera existencia...a la vez tan corta y tan larga....talvez en algun momento en el tiempo se encuentren en los puertos de Alqualonde....
Besosss

Nanny Ogg dijo...

Hoy me has arrancado un par de lágrimas. Mi madre aún sigue aquí pero hace ya casi un año que perdí a mi padre y tus palabras me han hecho pensar en él.

Yo tampoco pensé que el tiempo, al final, fuera tan corto...

Besos

Arwen dijo...

Seguro ella desde su paraiso te esta sonriendo y seguro que se llevo mucho tuyo y con este precioso texto estara muy feliz...me ha encantado Saphira...besitossss

Ricardo Tribin dijo...

Mi queridisima amiga Saphi,

Muy linda expresion de tus bellos sentimientos.

Nos dejas un sensitivo impacto.

Dios te bendia a ti y a ella siempre.

La vida es asi y hay unos que quedan y otros que se van, como lo dice la cancion.

Un beso grande

Alatriste dijo...

Princesa, un homenaje precioso a tu madre. Ella estará muy orgullosa de ti. Estoy seguro. Una madre nunca se va, amiga mía. Siempre cuidará de ti y lo sentirás. Ya lo verás. Estoy de tu lado y sé que encontrarás a ese hombre al que has nombrado en mi desván. Eres una mujer genial. Y si tus paisanos no te valoran, pues vente a España. Je, je, je. Un beso muy fuerte, guapa. Hasta pronto y cuídate.

Alatriste dijo...

Vine a dejarte mi abrazo, amiga mía, porque en los malos momentos, no podemos sentirnos solos. Así que te acompaño. Un beso fuerte y cuídate, ¿vale? Hasta pronto.

saiz dijo...

Hay una escena de "El rey león" en la que el mono (Rafiki) le dice al pequeño león (Simba):

-Tu padre no ha muerto. Sigue vivo. Ven, te lo enseñaré.

Entonces conduce a Simba a una espesura de la selva y le dice:

-Mira hacia abajo, ahí está tu padre.

Simba se da cuenta de que están sobre un río y que lo que ve es su propio reflejo.

-Ése no es mi padre. Es mi reflejo en el agua. Maldito mono, te estás burlando de mí.

Y el mono le contesta:

-No, Simba, no me burlo. Ése es tu padre. Él esta aquí, y está vivo, porque ahora vive en ti.

(Hace años que no veo esa película, pero no he olvidado la escena.) Sí, Saphira, ahora tu madre vive en ti, porque tú puedes continuar todo lo que has crecido y aprendido con ella.

Ánimo y un abrazo.

Saphira dijo...

Muchas gracias a todos por sus palabras que no tienen precio pero si un lugar en mi corazón. Escribo por descarga, porque no puedo evitarlo, pero fundamentalmente...para todos ustedes que pasan por aqui
Besos a todos y abrazos