lunes, 13 de julio de 2009


Última…
No significa que haya perdido…mejor dicho tampoco significa que haya ganado nada…
Después de todo…no hay a quien ganarle.
Fue por pura casualidad…fue por un simple azar del destino…podría no haber sido yo…podría no haber sido nadie y simplemente deshacernos todos en el último soplo como hojas caídas de árboles en el otoño.
Sino hubiera estado allí, si hubiera estado en otra parte, de no ser por ese sótano maldito…
No importa ya recordar los momentos que pasé en el
Soy la última de los seres humanos de la tierra (o al menos eso creo, creo que la soberbia se extinguirá finalmente cuando yo muera) he caminado durante meses y años buscando a algún otro, pero no he encontrado a ninguno.
Cuando veo mis manos puedo verlas envejecer desgastada por la lima de los años, aunque por miedo al reflejo he dejado de mirarme en el agua, solo quiero recordar mi rostro como era hace tanto tiempo…
Ha veces creo que han pasado siglos y que esto no es mas que una maldición…
No se como no me he vuelto loca…o tal vez y ya no me de cuenta debido a que nadie puede decirme el parámetro de lo que es normal.
Los animales me miran pero ecepto mi perro ninguno se me acerca, tal vez teman quedar malditos ellos también.
Una vez fantaseamos con mis amigos que era lo que haríamos de ser los últimos en la tierra, pero en aquel momento solo existía la duda y la pregunta con las posibilidades latentes a través de nuestras mentes…ya no hay dudas solo certeza…lo cual es peor…porque ahora se realmente lo que es sin posibilidad de escaparme de ello…y si así se siente la soledad es en verdad terrible y abrumadora.
Solo me queda el impulso de continuar caminando y dejar grabadas estas palabras en piedra para que alguien mas me encuentre si es que llega a leerlas…

10 comentarios:

Alatriste dijo...

Angustioso texto, amiga. Eso de ser el último, debe de ser terrible. Palabras apocalípticas prácticamente y que no sé si reflejan tu estado de ánimo. ¿Así te sientes tú? Espero que no. Mucho ánimo sea como sea y recuerda que me tienes de tu lado. Si me necesitas, silba. Je, je, je. Un besazo y cuídate.

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy querida Saphi.

Esta profundo....

Nuestro diario caminar , junto con la luz, nos senalara la mejor ruta.

Un besote

Arwen dijo...

Que relato mas estremecedor...la verdad es que si me he planteado que pasaria si fuera la ultima y es algo terrible...las personas hemos nacido para ser sociales y necesitamos gente a nuestro alrededor, me ha gustado mucho pero es inquietante...besossss

Yahuan dijo...

ay!

Ricardo Tribin dijo...

Te repito de nuevo, este es un magnifico texto, mi querida Saphi....

Dice el refran que " perder por conocer no es perder...por el contrario.... es ganar.

Un beso...

Nanny Ogg dijo...

Excelente y estremecedor relato. Imagino que debe haber tantas formas de reaccionar a esa situación como humanos hay en el mundo. Hace no mucho leí un libro sobre una anciana que se quedaba sola en un planeta y, en lugar de abandonarse a la desesperación, continuaba trabajando y luchando...

En fin, que me iba por los cerros de Úbeda :)

Repito: excelente relato. Me ha encantado.

Besos

saiz dijo...

Saphira, yo también vengo a visitarte. Y este relato tuyo me ha entusiasmado. Como hago con los textos que me emocionan (sobre todo si son cortos, concisos y comprimidos como éste)lo he impreso en papel para guardarlo en la carpeta donde tengo los textos que quiero re-re-leer. Besos y, por favor, no dejes de escribir narraciones como ésta.

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy querida amiga Saphi...

Eres alguien especial a quien admiro y respeto.

Un beso...

Alatriste dijo...

Vuelve pronto a ponernos los pelos de punta, a estremecer nuestra piel con tus historias. Espero que las musas te visiten pronto y tu imaginación vuele como nos tienes acostumbrados. Mucho ánimo y gracias por la compañía que me haces. Un beso muy fuerte.

Ricardo Tribin dijo...

Querida Saphi...

Aqui estamos esperandote con mucho carino.

Eres profundamente inspiradora......

Un beso grande