domingo, 22 de marzo de 2009

"Es el amor tendré que ocultarme o que huir"
El amenazado
Jorge Luis Borges
En el principio no había nada…
O existía un vacío…
O mejor dicho no…porque la nada o el vacío en definitiva supondrían un algo…
La esencia o conciencia de alguna sustancia o magnitud intemporal e ilimitada.
Lo cierto…la única certeza que nos queda es la saber que nadie sabe de donde o porque…
Podríamos hablar de luz, de fino polvo de estrellas, de fuerzas que atan invisibles las cosas mientras tejen por detrás la trama de los milenios en este extraño tapiz de universo que nos toca…
Pero la mente humana no alcanza tanto… ¿Entonces cómo pensar en aquello que ni siquiera tiene nombre? O existencia aunque indudablemente si un ser subyacente.
Creo que se escapó…no debió llegar hasta aquí…ni trasponer el tiempo
Simplemente escapó…porque era para ser otra cosa…para otra cosa en otro lado
O tal vez perdió su ruta…y se extravío entre la luminiscencia de los resplandores de las miles de galaxias…y cuando quiso volver ya no distinguía el camino de regreso o el destino fijado en el origen…y subió hasta el techo mismo del cosmos…abriendo “sus brazos” “su boca” “sus interminables ojos” entonces el murmullo de la vida entró en él, ese zumbido constante y silencioso que deben hacer los astros mientras giran…
Y ya no encontró la puerta por la que debía volver a su origen…por la cual regresar para permanecer en calma…o se distrajo en lo que había contemplado…y no pudo o no quiso volver…queda una última especulación maliciosa, la de que fue expulsado…pero aun así no podría justificarse la presencia de su ser…
Imagino hay veces un lugar azul plagado de resplandores de oro y plata entre los cuales debe haberse regocijado y retorcido…antes de encontrar el mundo…antes de encontrar este pequeño circulo de tierra…y por alguna razón lanzarse a él…
No hay explicación pues la mente humana no alcanza a imaginar las cuestiones que pudieron subyugarlo para que se detuviera en este planeta…
Tal vez quiso esconderse pues era perseguido por los seres de mil mundos distintos quienes buscaban respuestas…o simplemente algo entre las formas de vida de este planeta le gustó…
Y entró a la atmosfera…y las diminutas partículas que formaban el aire con sus olores y colores se fundieron con su esencia mientras su conciencia no quiso separarse de ellas…entonces el tiempo comenzó a existir dentro de la tierra…ya que detrás de todas las causas que existen para lo sucedido a través de las centurias…la primera causa...la que permanece oculta y velada detrás de las demás…y no tiene explicación sino en su propio nombre es y ha sido él…
En una tarde hace mucho conoció a una dama vestida de boreal con un magnifico cabello negro…Muerte tenía por nombre y juntos engendraron a la tristeza y al olvido…pues los hijos de semejantes padres no podían ser menos que sus progenitores…
Desde entonces anduvo metiéndose por los poros de los hombres y las mujeres aun cuando estos ignoraban para que habían nacido mientras morían maldiciendo su destino…y en las paredes de las cuevas con la sangre de los animales dejaban manos plasmadas como símbolo de su existencia…como prueba del conocimiento de sus causas…aunque nunca las entendieron…porque aun hoy nos seguimos preguntando el porque de lo que ha hecho…
¿Sentirá orgullo? ¿Dolor? ¿O tal vez en una extraña paradoja no sienta nada?...
Llevamos seis mil años tratando de descifrar como responde y el porque de sus causas…de comprender un poco…la desesperación que nos induce en el pecho…
Pudo haber sido en una tarde o en una mañana o tal vez durante una noche de verano…pero en algún punto los sabios se pusieron de acuerdo…no se lo podía exiliar o destruir porque ingresaba al alma en el primer soplo de la vida justo en el momento en el cual los niños respiraban por primera vez al haber salido del vientre de sus madres y se amalgamaba bien a su sustancia…tratar de convivir con él…era la única de las opciones que quedaba…
Como no tenía nombre…pues nunca nadie había osado dárselo…decidieron según la magia antigua darle uno para así tratar de controlarlo mejor…después de muchas horas y disertaciones en las cuales cambiaron las luces del cielo finalmente se pusieron de acuerdo y dieron por finalizado el asunto llamándolo… amor…

7 comentarios:

Alatriste dijo...

Ámate a ti misma, por lo valiosa que eres, por lo mucho que transmites, por lo bello que hay en ti. Entonces y sólo entonces, podrás amar a los demás. Te entiendo muy bien, en cada palabra, en cada texto, porque he transitado el mismo camino que tú, el cual, todavía guía mis pasos, pues no llegué al destino soñado. Así que te mando ánimos y espero que sigas creyendo en el amor. Al final te dará lo que mereces. No lo dudo. Un beso muy fuerte y para lo que necesites, estoy de tu lado. Hasta pronto.

Yahuan dijo...

Pero todo esto es hablar a tientas, desde la ficción o desde la realidad, pero a tientas según me parece.

Besos

Nanny Ogg dijo...

Amor y Muerte unidos... esta idea me ha impresionado. No sé si lo creo pero me ha impresionado.

Besos

emilia y aitor dijo...

Vine aquí a raíz del comentario que dejaste en Decir Lo Indecible. Me han gustado tus textos. Saludos.

Emilia Alarcón

(crateres.blogspot.com)

emilia y aitor dijo...

Por cierto, hay también textos interesantes en el blog de relatos de Saiz de Marco. Echar un vistazo a

saizdemarco.blogspot.com

Ricardo Tribin dijo...

Muy interesante mi querida Saphi.

Me encanto lo de la magia antigua. Me agrada ella y el tunel del tiempo.

Tu narrativa como siempre ESPECTACULAR.

Un beso grande..

saiz dijo...

Gracias, Saphira, por tus visitas a mi blog. Ya ves que también vengo a verte. Me gustó tu relato.

El universo está lleno de misterios. Por muchas preguntas que nos hagamos, nunca nos plantearemos todas las que podríamos formularnos. Porque hay muchísimas más respuestas en el universo que preguntas en la mente de los hombres.

Me gusta pensar en el universo como un enorme jeroglífico que posiblemente quede sin descifrar ni resolver. Desde luego, esta clase de seres vivos que residen en un lugar periférico de la Vía Láctea (o sea, nosotros) no parece que vayamos a descifrarlo. A lo sumo exploraremos y conoceremos algún rinconcito...

Un abrazo.